Thursday, 30 August 2007

Celia Blanco, ex-pornostar


Leo en Fotogramas: Miguel Hermoso Arnao (Fugitivas) y la pornostar Celia Blanco, en una nueva etapa como actriz de cine comercial con el nombre de Cecilia Gessa, protagonizan el corto ¡Vaya paquete!, de Carlos Grau (Nota: ya conocido -más o menos- por 'Los crímenes ejemplares de Max Aub' o '¿Por qué lloran?'), en el que dan vida a una pareja que hace el amor en un campo cerca de la Ermita del Valle, de Toledo”.

A mí el porno me ha interesado siempre de un modo despreocupado y hedonista, como cualquier observador ocasional. Es cierto que he leído algunos libros sobre su teoría y filosofía (de Gubern, por ejemplo) y que conozco ciertos nombres, ciertos títulos, ciertos mitos y sus sigilosos y temerosos/arios orígenes; pero nada desde una perspectiva especializada. También soy poco dado a las mitomanías obsesivas (aunque sí a la admiración crítica), pero he de confesar que desde que vi La mujer pantera, descubrí a Celia y hubo algo en ella -que no sé explicar- que me fascinó y la separó del resto de actrices pornográficas que conocía. Por eso me alegra muchísimo la noticia de que haya dejado el mundillo del porno y se centre en el cine convencional, infinitamente superior. Y le deseo mucha suerte. Además… ¡al fin podré admirarla y citarla sin parecer un depravado!


Es curioso que su nuevo nombre sea Cecilia Gessa, el mismo que utilizaba cuando empezaba con los cortometrajes, concretamente los de los todavía novatos -y no pornógrafos- hermanos Lapiedra (fue uno de ellos quién se convirtió en su pareja y la empujó a la pornografía y las perversiones). Aquí os dejo uno de esos cortos, concretamente, Santa Agonía (y no es por nada, pero aunque me alegre de la despedida del porno de Celia Blanco/Cecilia Gessa -¿será su verdadero nombre?- menos mal que los Lapiedra se pasaron al porno y se dejaron de cortos con pretensiones barroco-casposo-freak-terroríficas-no-pornográficas como ésta -si no, ahora vivirían debajo de un puente-):



Éste otro vídeo es una de las primeras experiencias de 'Cecilia Gessa' en el convencional (el divertido e interesante corto se titula 'Fascículos'):




Breve biografía de Celia:


"Nacida en Madrid un 22 de Noviembre del 77 esta chica pronto se dio cuenta que lo suyo era el posar frente a la cámara. Durante ese periodo como modelo ganó varios concursos de belleza entre los que destaca el premio "Calor, Calor" en la Televisión Valenciana. También ha sido chica 5º Aniversario en la revista Sexole, así como portada en Primera Línea, El País Dominicial y varias revistas de la factoría Private.

Después de trabajar en algún corto de contenido erótico dio el salto al cine X a mediados del año 2001, con los hermanos Lapiedra, junto a los que permaneció hasta casi el final de su carrera en el porno. Rodó su primera escena con Nacho Vidal. A raíz de su paso por el porno ha escrito un libro junto con Guillermo Hernaiz titulado Secretos de una pornostar, 2005. En 2006 fue la madrina del I Festival Erótico de Madrid. Tras cameos en films convencionales (Isi & Disi, alto voltaje) y breves apariciones televisivas (Crónicas Marcianas, por ejemplo), ha reaparecido como Cecilia Gessa, decidida a probar suerte en el convencional de una manera más seria (otra biografía,
aquí)."

Filmografía (posiblemente parcial) de Celia Blanco en el cine X:

- Rodando, rodando y a la chica enculando (vídeo casero).
- Celia, la ninfa.
- La mujer pantera.
- Delirio y carne.
- Compulsión.
- Lágrimas de Eros.
- Lobo.
- Professianals 4: Between the Cheeks.
- Toxic.
- Hotel Lolita 6.
- The last cut.
- La orina y el relámpago.
- La santidad del mal.
- Motel Freaks.

Filmografía (ídem) de Celia Blanco/Cecilia Gessa en el cine convencional:

- Cortometrajes de los hermanos Lapiedra.
- El horror de la dama del lago.
- Fascículos.
- Isi & Disi, alto voltaje.

Wednesday, 29 August 2007

Recordando... Apocalipse Now

Los 3 mejores films de la historia según Tarantino (¡y la preferida Fincher!)

Las fantásticas aventuras de Chad Vader (Capítulo 2)

"Scarlett sings Tom Waits"...

...y ya se oyen voces que aseguran haber visto en su voz la sombra de la mismísima Marilyn. Ya fue musa joellovesclementiniana. Ya fue musa de Dylan. Y sin duda, si me atreviese a comparar a Marilyn Monroe con alguna mujer viva, sería con ella. Dentro de poco la escucharemos todos y podremos sacar nuestras propias conclusiones...




PD: No obstante -y por suerte- Scarlett Johansson es la primera en no darse demasiada importancia. Aquí os dejo una foto (había vídeo en YouTube pero lo han quitado) suya haciendo de novia de Kuato en el Saturday Night Live.

Próximamente (La Jungla 4.0, Tocar el cielo y En la ciudad de Sylvia)


Como dos títulos (Death Proof y Caótica Ana) me sabían a poco, he intentado indagar más entre los posibles estrenos destacables del mes que viene... y vaya chasco. Para empezar, me he topado con un puñado de títulos simplemente terroríficos: Papá Canguro 2, Flipando sobre ruedas, Doraemon y el pequeño dinosaurio, Salir Pitando, ¡Movida bajo el mar!... Sin comentarios.


Por suerte, de entre tanta mierda me atrevería a recomendaros tres films más que posiblemente estarán bastante bien (aunque Tocar el cielo sólo está por Verónica). Quizá también sean buenas Un corazón poderoso -pero Angelina, con o sin Winterbottom, siempre me da miedo- y Disturbia -pese a que tiene toda la pinta de 'cómo destrozar un clásico en cinco sencillos pasos'-. De lo que sí estoy seguro es de que Hairspray y Sin reservas no me van a pillar:

La Jungla 4.0:




Tocar el cielo:




En la ciudad de Sylvia:

Tuesday, 28 August 2007

Recordando... Easy Rider

"Kitsch Fiction" (Jessica Fletcher en acción)


Sé que éste es un toque demasiado kitsch para un blog de la categoría de Joel Loves Clementine:-), pero acabo de ver anunciada por televisión la publicación por entregas de la serie Se ha escrito un crimen y la promoción ha logrado generar en mí tres pensamientos simultaneos: 1) el daño que puede hacer una serie de televisión en la carrera de una actriz; 2) ¿Pero quién compra esas colecciones? Y una vez compradas, ¿las ven?; 3) el recuerdo del día en que mi Clementine me confesó la influencia que había ejercido ese personaje sobre sus padres a la hora de bautizarla (todo el mundo tiene sus secretillos:-) Y cambiando de tema, ¿qué hay de mí? Pues estudiando lo mínimo, pero algo (y releyendo exhaustivamene Rayuela).


Saturday, 25 August 2007

Musas (6): Penélope Cruz (¡Sí! ¡Han vuelto!)





(Breve) filmografía básica (a día de hoy):

- La piel que habito (2008).
- Midnight in Barcelona (2008).
- Elegy (2008).
- Manolete (2007).
- The Loop (2007).
- The Good Night (2007).
- Bandidas (2006).
- Volver (2006).
- Alta sociedad (2005).
- Sahara (2005).
- Head in the clouds
(2004).
- Gothika
(2003).
- No te muevas (2003).
- Noel (2003).
- Masked and anonymous (2002).
- Fanfan la tulipe
(2003).
- Blow
(2001).
- La mandolina del capitán Corelli (2001).
- Sin noticias de Dios (2001).
- Vanilla Sky
(2001).
- All the pretty horses
(2000).
- Woman on top
(2000).
- Todo sobre mi madre (1999).
- Volavérunt (1999).
- Don Juan (1998).
- La niña de tus ojos (1998).
- Lluvia en los zapatos
(1998).
- Pasiones rotas (1998).
- The Hi-lo country (1998).
- La hija de Mata-Hari
(1997).
- Abre los ojos (1997).
- Carne trémula
(1997).
- El amor perjudica seriamente la salud (1996).
- La Celestina (1996).
- Brujas (1995).
- El efecto mariposa
(1995).
- Hablando con los ángeles (1995).
- Alegre ma non troppo
(1994).
- Entre rojas (1994).
- Todo es mentira (1994).
- La rebelde (1993).
- Por amor, sólo por amor (1993).
- Belle Époque (1992).
- Jamón, jamón (1992).
- El laberinto griego (1991).





Vídeos:

Jamón, jamón:




Head in the clouds:


Noel:


Sesión de fotos para el Calendario Pirelli:


Chromophobia:


Breve 'aparición' en Padre de Familia:


Un tributo:




Capturas:







¿Recuerdas a la penúltima musa joellovesclementiniana?

Anteriores musas:

Thursday, 23 August 2007

Wednesday, 22 August 2007

Las fantásticas aventuras de Chad Vader (Capítulo 1)

Os presento a Chad Vader, hermano de Darth; de profesión: reponedor de supermercado (y es que en todas las familias hay una oveja negra).

.
¡Ah! Hay más buenas noticias para los amigos del absurdo.

El ansiado retorno de Rumer "Pagafantas" Willis

¡Ay! Rumer, rumer... ¡Y las Pagafantas! ¿Nadie se acuerda ya de ninguna de ellas? ¡Pues pinchad aquí! Rumer Willis, primer fruto del ex matrimonio Bruce-Demi y semilla imparable que va a terminar floreciendo en forma de clon de Paris Hilton / Lindsay Lohan (elegid la que más os motive -y si no, ya veréis como el tiempo me acaba dando la razón-), acaba de comenzar su andadura cinematográfica...
.

... ¡¿Qué?! ¿Cuál es el film? ¡Y qué más da! Por lo visto tras él debe estar Anna Faris -que aunque todavía no ha sido Musa despojo en Joel Loves Clementine, si tenéis un poco de paciencia me comprometo a darle ese honor-, así que no esperéis de la película una versión moderna de Hamlet o del mito de Sísifo (Nota: acabo de leer El extranjero. Muy bueno-¡Y ahora estoy con la muy recomendable biografía (¿?) de Groucho!-).

Aquí vemos a la chiquilla chupeteando quién sabe qué y con sus demasiado-caídos-para-su-edad pechos bien al descubierto (no me sorprendería ver en breve las maravillas de la cirugía sobre su "zona pectoral"), y no sé por qué pero me han venido a la mente las fotos de la pillada... pero bueno, de lo que sí que estoy seguro es de que la chica viene con ganas de dar guerra... y si no le va bien, siempre nos quedará Tallulah (abajo -13 años-).

.

PD inconexa: Y mientras tanto, Woody continúa su "carta de amor", revolucionando Barcelona y a todos los paparazzis de España (si en vez de eso hubiera visto a Tallulah, ya podía ir temblando Soon-Yi)...
.

Monday, 20 August 2007

Recordando... Buscando a Nemo

The Bourne Ultimatum y Ratatouille (Ra-ta-tui)

Dos breves comentarios sobre las últimas películas que he tenido el privilegio de ver (y sigo hablando sólo de las vistas en cine, porque si no me tendría que parar a hablar también de Johnny cogió su fusil, Unos de los nuestros, 2013 rescate en Los Ángeles -ésta, revisionada-…)

The Bourne Ultimatum


Tras la técnicamente perfecta United 93 (eso sí que fue una manera inteligente de enfocar la tragedia y no World Trade Center), Paul Greengrass vuelve a poner su epiléptica mirada sobre las andanzas de Jason Bourne –ahora también David Webb- en la tercera y ¿última? película sobre el espía. Y digo ‘¿última?’ porque la novela en la que dicho film se basa cierra las andanzas del personaje en forma de trilogía -y en la película la historia también parece cerrarse con este film-, pero bueno, el escritor está muerto, esta última película no se parece en nada a la novela -no me la he leído, pero al menos en la contraportada del libro hablan de Jason Bourne como un esposo y padre (¡!) que tiene que enfrentarse a la amenaza de ‘El Chacal’ (sic)- y en Hollywood dinero llama a dinero, así que no me extrañaría ver dentro de poco en la cartelera algo así como The final final ultimátum of Bourne, en la que tras Treadstone y Blackbriar, 'Blackstone' -o 'Treadbriar'- genera cyborgs super asesinos encargados de eliminar antiguas versiones... No me extrañaría y no me importaría -¡aunque con un guión mejor por favor!-, porque en esta tercera película Matt Damon/David Webb/Jason Bourne sigue estando en plena forma, con secuencias de acción impagables de entre las que no sabría con cual quedarme (quizás con el duelo entre Desh y él en Tánger) y un guión bastante sólido en el que el protagonista por suerte no es un clon de James Bond que se tenga que tirar a todo lo que pasa ante él (por ejemplo Julia Stiles) y a pesar de que el perdonavidas malo final (Edgar Ramírez) me produjese un amago de arcada. Y hablando de James Bond: que tiemble, que tiemble, porque como no se mantenga en la buenísima línea marcada por Craig en Casino Royale, lo va a tener crudo con Hunt, Webb y compañía…





Ratatouille (Ra-ta-tui)



Antes que nada, leed esta crítica sobre la película ¿Creéis que iba a dejar de ver un film tras leer algo así sobre él? Y bien, la verdad: Ratatouille es una película muy buena, casi excelente, que mantiene vivas las expectativas que Pixar me creó -y me sació- con Buscando a Nemo o, en menor media, Monstruos S.A. y Toy Story, pero de ahí a la crítica que precede a ésta… hay un abismo. A mí con Los increíbles los de Pixar me convencieron, pero me convencieron a secas, y es que después del film de Nemo -mi preferido de ellos con diferencia- era difícil subir el listón de nuevo. Y Cars… con Cars mejor pasamos página… así que reconozco que poder volver a disfrutar de verdad con estos genios de la animación me ha dejado un muy buen sabor de boca. Es cierto que si el film se lee desde la perspectiva ‘la cocina como símbolo de cualquier arte' la película gana mucho, pero yo siempre he sido de los que le gustan que no le mareen la perdiz con asociaciones de ideas peregrinas que sólo ciertos críticos atisban (es un poco lo de ‘estoy deseando terminar mi cuadro para que la crítica me diga lo que significa’), pero bueno, también es verdad que en Ratatouille no es tan abstracto el mensaje del que hablo y se puede leer bien, auque dudo que pueda un niño de 10 años, que es a quien en última instancia está dirigida esta película. Por eso me encanta que la película esconda capas y capas de doble y triple significado, si se quiere, pero llamarla obra maestra por eso en vez de por el film en sí… porque seamos realistas: yo tampoco he visto en las bromas que salpican a toda la película (y que me han hecho reír menos que las de Buscando y Nemo, pero mucho más que las de Shrek 3 -bueno, es que ese puto ogro sólo me irritaba-) ningún gran eco de Wilder o Lubistch (quizás sí susurros).



No obstante, debo aclarar que en mi ranking mental de películas ‘para críos’ este film va a los primeros puestos de cabeza, y muy reñido con todos ellos, para que nadie se quede con la idea de que el film no me ha gustado, ¡en absoluto! Si incluso lo de que la película se merece el Oscar al mejor film del año no me parece exagerado, porque con la de mierda que ha habido durante estos doce meses (¿dónde se perdió -por ejemplo- el 76?)… Sin duda éste es el tipo de film al que por sus valores, su calidad cinematográfica y el entretenimiento que produce llevaría a ver a mis hijos, y no a la basura que regurgita Dreamworks -o Paramount, o quien sea-, puta entre las putas. No quiero que el mundo se extinga haciendo un chiste de todo; y además un chiste malo (léase: Srhek).





PD: Sigo manteniendo mi promesa de no ir a ver Planet Terror, aunque ante la deplorable cartelera veraniega que se despliega ante mí y las numerosas críticas positivas de amigos sobre la película (e incluso pese a que Robert Rodríguez no es santo de mi devoción) no sé si seré capaz de resistir mucho más tiempo


Thursday, 16 August 2007

Cine, cine (Luis Eduardo Aute)


Recuerdo bien
y el travelling con el pequeño desertor,
playa a través,
buscando un mar que parecía más un paredón.
Y el happy-end
que la censura travestida en voz en off
sobrepusiera al pesimismo del autor,
nos hizo ver
que un mundo cruel
se salva con una homilía fuera del guión.


Cine, cine, cine,más cine por favor,
que todo en la vida es cine
y los sueños,
cine son.

Al fin llegó
el día tan temido más allá del mar,
previsto por los grises de Henri Decae;
cuánta razón
tuvo el censor,
Antoine Doinel murió en su «domicilio conyugal».
Pido perdón
por confundir el cine con la realidad,
no es fácil olvidar Cahiers du cinéma,
eso pasó,
son olas viejas con resacas de la nouvelle vague.

Cine, cine, cine...
.

Wednesday, 15 August 2007

Erich Fromm dixit


.
"... el carácter paradójico de la naturaleza humana y del amor (...). Todos somos Uno; no obstante, cada uno de nosotros es una entidad única e irrepetible (...). En la medida en que todos somos uno, podemos amar a todos de la misma manera, en el sentido del amor fraternal. Pero en la medida en que todos también somos diferentes, el amor erótico requiere ciertos elementos (...) que existen entre algunos seres, pero no entre todos.
.
Ambos puntos de vista, entonces, el de el amor erótico como una atracción completamente individual, única entre dos personas específicas, y el de que el amor erótico no es otra cosa que un acto de voluntad, son verdaderos -o, como sería quizá más exacto, la verdad no es lo uno ni lo otro-."
.

Mitomanías (de Juan Manuel de Prada -2ª Parte-)

No sé si Juan Manuel de Prada hablará de este tema con más frecuencia de la que yo soy capaz de captar (no soy muy asiduo al XLSEMANAL), pero el caso es que hace unos días me sorprendió descubrir por casualidad -en el número del 5 de Agosto de 2007- que el escritor había publicado en dicho suplemento un texto titulado Mitomanías que enlazaba con otro del que ya hablé largo y tendido en Joel Loves Clementine. Aquí os lo dejo, con todos los enlaces necesarios:-)
.

Mitomanías

‘La noche anterior había acompañado a Chencho Arias a una mansión de Mulholland Drive, donde una millonaria celebraba un concierto de guitarra española. La oscuridad no facilitaba la orientación y Chencho, que iba al mando del volante, pasó de largo. El coche se internó por la serpenteante carretera, que cada vez se iba estrechando más, hasta adquirir un aspecto amedrentador; a nuestros pies, las luces del valle San Fernando titilaban como luciérnagas ateridas, añadiendo desamparo a nuestro extravío. Embarrancados en mitad de aquella carretera sinuosa y sin cunetas, confesaré que pasé un poco de miedo; pero era un miedo gustoso, porque imaginaba que estábamos protagonizando una escena de la película de David Lynch que ha inmortalizado el nombre de esta carretera. Luego, esta expresión lynchiana -mezcla de desasosiego onírico y comicidad desquiciada (NdeT: y de caradura) - se agigantaría en la mansión de la millonaria, que participaba de ese aire arquitectónico, entre sincrético y desaforadamente kitsch, característico de la zona.


Le conté mi aventura de la noche anterior a Rena Riffel mientras se maquillaba en su apartamento. Rena trabajó en Mulholland Drive, a las órdenes de Lynch, en un papelito más corto de lo que ella y yo hubiésemos deseado. A Rena mi mitomanía compulsiva la hace troncharse de la risa; fue esa mitomanía la que me impulsó a conocerla, después de descubrirla en Showgirls y de perseguir obsesivamente su rostro en producciones abisales de serie B durante más de una década. Mientras la veo perfilarse los labios ante el espejo me acomete la misma expresión de irrealidad y exultación que a la Mia Farrow de La rosa púrpura del Cairo cuando descubre que está viviendo dentro de una película. Para esta noche, dulce y cálida como el sueño de un lactante, Rena me tiene reservada una sorpresa: haremos una visita a Philippe Mora, un director amigo suyo. Mora fue en su día el encargado de comprobar que yo era en verdad, como afirmaba en los fogosos emails que dirigí a Rena en vísperas de mi primera visita a Los Ángeles, un escritor español cinéfilo, y no un psicópata emboscado (pero lo cortés no quita lo valiente); para ello, Mora solicitó informes a la actriz Ruth Gabriel, hija de la escritora Ana Rossetti, con la que había trabajado en un pasado reciente. Los informes de Ruth Gabriel debieron ser tranquilizadores, o siquiera no excesivamente intimidatorios, y Philippe Mora animó a Rena a citarse conmigo, considerando poco probable que fuese a lonchearla con la sierra eléctrica. Ahora íbamos a conocer al muñidor de aquel primer encuentro.




Rena sabe de mi obsesión por Rutger Hauer, el replicante de Blade Runner, con quien Philippe Mora rodó un par de películas en los ochenta, una de ellas coprotagonizada además por Kathleen Turner, otra de las diosas más veneradas de mi Olimpo. Sabe también que disfrutaré como un enano escuchando las anécdotas suculentas que Mora me contará, pues como yo es un mitómano enfermizo. Philippe Mora vive hacia el 1400 de Havenhurst Drive, en West Hollywood, en un complejo de apartamentos llamado La Ronda, erigido durante los años veinte del pasado siglo, en un estilo arquitectónico que por aquí denominan ‘Spanish Colonial’, en el que se funden elementos mejicanos y andaluzoides, pasados por el turmix del delirio californiano. Mora es un australiano menudo, de ojos saltones y conversación impetuosa; su apartamento, abigarrado y caótico, conserva sin embargo el aroma de la edad dorada de Hollywood. Me refiere sabrosísimas intimidades de algunos de los actores con los que ha trabajado, auténticos iconos para cualquier aficionado de la serie B que se precie. Pero cuando ya creo que mi hambre mitómana ya ha sido colmada, Mora me sorprende con una revelación que a punto está de marearme de felicidad. El apartamento en el que nos hallamos fue alquilado en 1935 por Cary Grant y Randolph Scott, poco después de que Grant se divorciase de Virginia Cherrill, la bellísima cieguita de Luces de la ciudad, al parecer mosqueada por los devaneos criptogays de su marido. Nunca sabremos a ciencia cierta lo que ocurrió entre los muros de esta casa mientras tan ilustres inquilinos la habitaron, pero la mera idea de estar pisando el mismo suelo que en su día hollaron Cary y Randy me enloquece. Mora me muestra una fotografía en la que ambos actores posan, con una como lánguida virilidad, en la misma habitación en la que nosotros nos hallamos. Le pido a Rena que me pellizque el brazo, para cerciorarme de que no estoy soñando.’

Monday, 13 August 2007

Recordando... Desafío Total (¡va por Roche! :-)

Cinecutre.com


Un breve apunte: http://www.cinecutre.com/ es una muy recomendable web de cine basura, o más bien, BASURA. Quien haya visto Más de 1000 cámaras velan por tu seguridad (posiblemente, la peor película que vi y veré en mi vida) no debería dejar de leer la crítica de esta web sobre el film, pues te hará pasar un rato infinitamente más divertido que el que te hizo pasar la película.

¡¡4 años junto a mi Clementine!!

Para ti éste vídeo mi amor:




Y éste:



¡Y éste!




¡¡Te quiero!!

PD: Springfield ya existe.

Thursday, 2 August 2007

Réquiem por Ingmar Bergman


Espero que se me perdone la decisión de poner una foto de Ingrid en vez de una de Ingmar por razones puramente estéticas, pero el réquiem, el réquiem sí que va para él. Como disculpa confesaré que mi Dvdteca tiene el orgullo de incluir en sus filas Un verano con Mónica (film del que ya hablé en Joel Loves Clementine) y El manantial de la doncella. Un grande menos, otra vez. Y ya que hablamos de clásicos, comentar que hace unos días disfruté de Vértigo (De entre los muertos) y La ventana indiscreta, ambas del famoso gordito inglés (sí, aún no las había visto, ¡lo siento!)